Quiero tocar batería ¿Qué tengo que saber?

Quiero tocar batería ¿Qué tengo que saber?

Los tambores son uno de los instrumentos más antiguos conocidos por la civilización. De hecho, el tambor más antiguo que se conoce data del año 6000 a.C. Hoy en día, la batería es una parte esencial de casi todos los géneros musicales. Desde las orquestas hasta las bandas de rock, la batería es la base de la mayor parte de la música. Si estás aprendiendo a tocar la batería, estos consejos te ayudarán a sacar el máximo partido a tus clases de batería.

 

A menudo, los estudiantes principiantes asumen que la batería es más fácil de tocar que otros instrumentos. Si bien es cierto que la mayoría de los instrumentos de percusión sólo producen un tono, una vez que empieces a aprender a tocar la batería pronto descubrirás que ésta es tan compleja como cualquier otro instrumento. Tocar la batería puede ser tan difícil, si no más, que tocar música con un violín o un clarinete.

 

Teniendo esto en cuenta, hay unos cuantos consejos para tocar la batería que te pueden resultar más fáciles. Tanto si estás improvisando en una batería como si aspiras a ocupar la sección de percusión de una orquesta, cada uno de estos consejos te ayudará a mejorar tu forma de tocar.

 

Toma tus baquetas y ponte en marcha con estos cuatro consejos para bateristas principiantes de todas las edades:

 

  1. Aprender lo básico

En primer lugar, te recomendamos comenzando a aprender los fundamentos de la batería. Entender algunos conceptos básicos te ayudará incluso antes de tomar tu primera clase de batería. Si vas a tocar una batería, aprende los nombres de cada uno de los tambores de un kit estándar y qué hace que cada tambor sea único. Por ejemplo, aprende la diferencia entre un bombo y un tom de suelo.

 

También te ayudará empezar a aprender algunos fundamentos de teoría musical, especialmente el tempo y el ritmo. Los bateristas deben saber contar muy bien. Independientemente del tipo de música que toques en la batería, vas a ser responsable de mantener un ritmo constante. Aprende algunas cuentas “1-2-3-4” y otros tempos básicos fáciles y empieza a practicar estos patrones a lo largo del día.

 

Un buen consejo es practicar el conteo en silencio en tu cabeza. Aunque es más fácil tamborilear con los dedos contra la pierna o dar golpecitos en una mesa, cuando practiques el conteo básico en tu cabeza aprenderás a interiorizarlo. Con el tiempo, esto puede convertirse en tu propio metrónomo interior. (Además, contar mentalmente te ayudará a evitar el “síndrome del tamborilero molesto”: ¡tus seres queridos te lo agradecerán!)

 

  1. Elige las baquetas y los accesorios adecuados

A continuación, saca más partido a tu batería eligiendo los accesorios. Si no estás seguro de por dónde empezar, habla con tu profesor de batería o visita nuestra tienda de música, te asesoramos para que puedas escoger la batería perfecta para tu edad o nivel.

Muchos tambores se tocan con baquetas, mazos, escobillas, varillas u otros instrumentos. Hay casi tantos tipos de baquetas como tambores para tocar. Como nuevo músico, elige unas baquetas que sean duraderas y ligeras, pero no demasiado caras. La mayoría de los bateristas dicen que una baqueta básica  “5A” es la mejor baqueta para los principiantes.

 

También querrás invertir en un buen parche de práctica, o un juego de parches de práctica. Las almohadillas de práctica son importantes para los bateristas principiantes, especialmente si no tienes acceso a una sala de práctica con una batería. Las almohadillas de práctica, que suelen ser de goma, plástico duro o silicona, están diseñadas para estimular el efecto de golpear un tambor sin todo el ruido. Suelen ser ligeros y lo suficientemente pequeños como para caber en una mochila. Aunque tengas una batería completa en casa, hazte con una o dos almohadillas de práctica para poder seguir practicando cuando viajes.

 

Por último, considera la posibilidad de comprar unos tapones para los oídos. La batería es uno de los instrumentos acústicos más ruidosos. Con el tiempo, tocar demasiado fuerte puede dañar tu oído. Si utilizas tapones para los oídos cuando practiques, podrás seguir tocando todo lo fuerte que quieras sin preocuparte de dañar tus oídos.

 

  1. Utiliza una técnica adecuada y una buena postura

Como todos los instrumentos musicales, es importante utilizar la técnica correcta para tocar la batería. Como hay tantos tipos de batería, estas técnicas varían en función del instrumento. Por ejemplo, algunos tambores se tocan de pie y otros se tocan en un asiento especial conocido como trono de batería.

 

En cualquier caso, practica siempre una buena postura cuando toques la batería. Mantén la columna vertebral recta y levanta la cabeza, sin encorvarte hacia delante. Si estás de pie, distribuye tu peso uniformemente en ambos pies. Sin embargo, no te pongas demasiado rígido. La batería es muy exigente desde el punto de vista físico y necesitas poder moverte libremente mientras tocas.

 

Si estás aprendiendo a tocar un tipo específico de batería, considera la posibilidad de tomar una o dos clases particulares para que un instructor te muestre la mejor manera de abordar el instrumento. Por ejemplo, si tocas en una batería, hay técnicas específicas para sujetar las baquetas. Cuando un baterista profesional te enseñe la técnica, practica por tu cuenta hasta que la domines.

 

  1. Practicar, TODO EL TIEMPO

Por último, recuerda el dicho: la práctica hace  al maestro. Como con cualquier instrumento, necesitarás muchas sesiones de práctica para convertirte en un gran músico. Si puedes, reserva un tiempo para practicar cada día.

 

Muchos bateristas establecen objetivos para su rutina de práctica y siguen una estructura para sus sesiones de práctica. Por ejemplo, si vas a practicar la batería durante una hora, dedica veinte minutos a contar, veinte minutos a los rellenos de batería y veinte minutos a la batería libre. De este modo, podrás centrarte en tus objetivos y medir tu mejora a lo largo del tiempo.

 

Otro gran consejo es practicar con un metrónomo. El uso de un metrónomo te ayudará a desarrollar tu sentido interno del tempo y hará que contar los tiempos sea mucho más fácil. Los metrónomos son pequeños, baratos y están ampliamente disponibles. Los puedes encontrar en nuestra tienda, en línea o cualquiera de nuestras sucursales.